¿Que es La Colecistectomía?

La colecistectomía es la cirugía para extraer la vesícula biliar (saco en forma de pera ubicado cerca del lóbulo derecho del hígado que contiene la bilis). Es posible que sea necesario extraer la vesícula biliar si dicho órgano es propenso a tener cálculos biliares problemáticos, si presenta alguna infección o cáncer.

La colecistectomía puede ser necesaria si presentas dolor a causa de cálculos biliares que bloquean el paso de la bilis. La colecistectomía es una cirugía frecuente que conlleva un riesgo muy bajo de tener complicaciones. En la mayoría de los casos, podrás volver a tu casa el mismo día de la colecistectomía.

En la mayoría de los casos, se realiza mediante la introducción de una cámara de vídeo diminuta y herramientas quirúrgicas especiales a través de cuatro incisiones pequeñas para poder ver el interior del abdomen y extirpar la vesícula biliar. A este  procedimiento lo llamamos «colecistectomía laparoscópica».
En algunos casos, se realizará una gran incisión para extirpar la vesícula biliar. Este procedimiento se llama colecistectomía abierta.

¿Cuando se realiza la Colecistectomía?

Por lo general, las colecistectomías se realizan para tratar los cálculos biliares y las complicaciones que causan. El médico te puede recomendar una colecistectomía si padeces lo siguiente:
Cálculos biliares en la vesícula (colelitiasis)
Cálculos biliares en las vías biliares (coledocolitiasis)
Inflamación de la vesícula (colecistitis)
Inflamación del páncreas (pancreatitis) debido a los cálculos biliares

¿Cuales son los riesgos?

La colecistectomía presenta un pequeño riesgo de sufrir complicaciones, entre ellas podemos mencionar la siguientes:
  • Fugas biliares.
  • Sangrado.
  • Coágulos sanguíneos.
  • Problemas cardíacos.
  • Infección.
  • Lesiones en las estructuras cercanas, como las vías biliares, el hígado y el intestino delgado.
  • Pancreatitis.
  • Neumonía.
  • El riesgo de sufrir complicaciones depende de tu estado general de salud y del motivo por el cual te sometes a una colecistectomía.

¡Estas listo para operarte?

Para prepararte para una colecistectomía, el médico podría pedirte que hagas lo siguiente:
Bebe una solución para limpiar los intestinos. Los días previos al procedimiento, es posible que te receten una solución para evacuar las heces de los intestinos.
No ingieras nada la noche anterior a la cirugía. Puedes beber un sorbo de agua con tus medicamentos, pero evita comer y beber al menos cuatro horas antes de la cirugía.
Deja de tomar determinados medicamentos y suplementos. Infórmale al médico todos los medicamentos y suplementos que tomas. Sigue tomando la mayoría de los medicamentos según las indicaciones. El médico podría pedirte que dejes de tomar determinados medicamentos y suplementos porque pueden aumentar el riesgo de sangrado.

Prepárate para la recuperación.

Planifica tu recuperación después de la cirugía. Por ejemplo:
Prepárate para una estancia hospitalaria. La mayoría de las personas vuelven a su hogar el mismo día de la colecistectomía, pero se pueden producir complicaciones que requieran una o más noches en el hospital. Si el cirujano necesita realizar una incisión larga en el abdomen para extirpar la vesícula, es posible que debas quedarte en el hospital durante más tiempo.
No siempre se puede saber por adelantado qué procedimiento se usará. Prepárate en caso de que necesites quedarte en el hospital y lleva tus elementos personales, como el cepillo de dientes, ropa cómoda y libros o revistas para pasar el tiempo.
Pídele a alguien que te lleve hasta tu casa y se quede contigo. Pídele a un amigo o a un familiar que te lleve hasta tu casa y se quede cerca la primera noche después de la cirugía.
Subscribete a buestra lista de correos

Subscribete a buestra lista de correos

Disfruta de nuestros asrticulos periodicos y manten te informado

Te has subscrito. Felicidades

Share This
WhatsApp chat